miércoles, 13 de octubre de 2010

**


Al cabo de un rato Jorunn dijo:
- ¿Vamos a jugar a las cartas esta tarde?
Sofía se encogió de hombros.
- Creo que ya no me interesa mucho jugar a las cartas.
Jorunn puso una cara como si se hubiese caído la luna.
- ¿Ah, no? ¿Quieres que juguemos al badmington?
Sofia mira fijamente al asfalto y luego a su amiga.
- Creo que tampoco me interesa mucho el badmington.
- ¡Pues vale!
Sofía detectó una sombra de amargura en la voz de Jorunn.
- ¿Me podrías decir entonces qué es lo que tan de repente es mucho más importante?
Sofía negó con la cabeza.
- Es... es un secreto.
-¡Bah! ¡Seguro que te has enamorado!
Anduvieron un buen rato sin decir nada. Cuando llegaron al campo de fútbol, Jorunn dijo:
- Cruzo por el campo
"Por el campo." Ése era el camino más rápido para Jorunn, el que tomaba sólo cuando tenía que irse rápidamente a casa para llegar a alguna reunión o al dentista.
Sofía se sentía triste por haber herido a su amiga. ¿Pero qué podría haberle contestado? ¿Que de repente le interesaba tanto quién era y de dónde surge el mundo que no tenía tiempo de jugar al badmington? ¿Lo habría entendido su amiga?¿Por qué tenía que ser tan difícil interesarse por las cuestiones más importantes y, de alguna manera, más corrientes de todas?




{Jostein Gaarder - El mundo de Sofía}

2 comentarios:

  1. están buenas las mezclas (a esta le acerté antes de ver el video)
    saludos

    ResponderEliminar