viernes, 8 de abril de 2011

**


Todo se me ha precipitado. Me encuentro felizmente extraviado, doblemente huérfano. París me ha traicionado y me ha enseñado sus caras. 

Aquí la gente vive como en Nueva York. Aquí van muy aprisa.

Pero he conocido gente nueva y he ido a ver sus obras. Desde pintores a actores, arquitectos a poetas: ellos están muy seguros de su nueva belleza.

No hay marcha atrás, los tiempos son otros.

Estoy lejos de entender todo lo que está pasando. El pasado y el presente siguen en lucha.

Quiero llevarme en el corazón este espíritu …

(Cuando este ruido esté lejano, sus ideas me serán más claras)




{Luis Barragán - Apuntes desde París. Ideas sobre arquitectura contemporánea}

1 comentario:

  1. ultimamente camino despacio. tras 32 años caminando rápido.

    ResponderEliminar